lunes, 12 de octubre de 2009

A favor de la "piratería"

Hace muchos años comenzó el fenómeno de la piratería (apodo de marketing dado por las grandes empresas). Todo nació de un noble sentido de la justicia, "dar a los que no tienen" y "luchar contra el abusivo precio de los grandes".

Sin duda a día de hoy sigue existiendo, ampliado de una manera impensable, y con ciertas evoluciones corruptas que ya no siguen ese lema, sino más bien, "sacar provecho con el esfuerzo de otros" (frase mal usada por entidades de gestión para justificar sus tiránicas acciones pero que hoy no voy a tocar).

No hablaremos del beneficio que ha logrado la piratería (al lograr dar a conocer con mayor efectividad multitud de productos de softare, audio y vídeo), ni de su lucha contra la tiranía, hoy daremos un enfoque objetivo de por qué dar un SÍ, a la adquisición sin autorización de productos digitales con derechos de autor.

Sí a la "piratería"
La adquisición legítima de copias digitales dice que la pitería gana la baza por un único motivo, ES GRATIS. Escudándose que la piratería no podrá dar los grandes beneficios de obtener una copia legítima (DVD arañado, carátula a color, servicio técnico porque el producto está inacabado, etc.).

Sin embargo mi intención es desmontar toda esta farsa y generar una verdadera crítica que diga la verdad y sólo la verdad de lo bueno y malo de cada bando.

Desventajas de la "legalidad". Económica
La económica es conocida por todos, pero ya que la comento como la primera por ser la más conocida, explayémonos un poco.

En este mundo hay dos personas, las que pagarán por algo aunque sea en contadas ocasiones y las que no. Nos centraremos en el primer grupo.

Cómo puede explicarse que el último disco de Amaral (Gato Negro Dragón Rojo) cueste en Mediamarkt, y otras tiendas, entorno a los 20 euros, 1-2 euro arriba, abajo. Y unos 8 meses antes de su nuevo disco, haya adquirido su discografía completa (4 discos), en caja metálica, con fotos, libro de partituras, unas canicas, DVD y un botón de la muñeca de trapo por sólo 16.90 euros.

Cómo puede ser que haya pagado 20 euros por la edición especial de 2 discos de la película Final Fantasy: Advent Children, y encuentre a los meses la caja edición coleccionista, con guión, novela, corto exclusivo y fotos a color por 14.99.

¿Cómo puede ser que encuentre multitud de películas que tienen ya 1 año y medio en el mercado y de 20 ahora cuestan 11 euros en edición de caja metálica y con 2 discos?

O las películas de quizás 3 o 4 años que las REGALAN con algunos periódicos de tirada nacional de 2,20 euros (y eso que el periódico antes del euro valía 0.60 céntimos...).

El motivo económico para justificar la pitaría es claro, ABUSAN.

Desventaja. Servicio postventa
¿Cómo demuestras a la tienda que el DVD estaba mal al comprarlo?

No sé vosotros, pero si compro una película o una serie, es porque está bien de precio y la guardo para un día que tenga paz y quiera tomarme una sesión de cine en casa.

Sin embargo, a veces tienes la mala suerte al comprar una película que al meterla en el DVD del salón:

A- No la lee el DVD
B- A mitad de la película falla
C- Está mal comprimida y se ven muchísimos cuadros en las escenas de acción (DVDs de Selecta Vision)

Pues bien, a no ser que lo hayas comprado en un centro comercial, y no hayan pasado aún 7 días, (tiempo por ley para la devolución) ya puedes ir rezando porque te lo descambien, que seguramente no lo hagan.

En mi caso han sido 2 o 3 películas que he comprado y que al año me he puesto a verlas, y en algún momento de la película, se para, y te quedas colgado. Llevas la película al ordenador, y una de dos, o se ve en el PC (el lector del PC es más potente y rápido, con lo cual algunos DVDs mal grabados de fábrica pueden verse, como me ha pasado con "CASINO"), o no se ve en ningún lado (como me ha pasado con el pack de FNAC de temporada 1-2 de Prision Break). Y por cierto lo de ver imágenes con muchos cuadros no tiene arreglo, es la película que está mal comprimida, y para arreglarlo la empresa tendría que volver a comprimir la película y sacarla de nuevo a la venta (el día que alguien lo haga me avisáis, y no me valen los remakes, etc que sacan a los 3 o 4 años para sacar más dinero a la gallina).

Por otro lado también está el factor sorpresa. Compras este verano la temporada 3 de House, terminas este octubre de ver la 2ª pasas a la 3ª, y cuando vas a abrir la caja del pack del disco 3 y 4, ¡tachán! la caja está vacía, bueno en mi caso, falta el dvd 4º. ¿Cómo le explicas al de la tienda que en la fábrica la máquina no puso el 4º de DVD de los 6 y no que lo has perdido tú desde que lo compraste a pesar de que le has quitado el envoltorio para estrenarla este mes? Eso por no mencionar que una caja tiene las pestañas jodidas.

Desventaja. Disponibilidad y rapidez
Desde luego es más rápido comprar el pack de una serie que bajar capítulo a capítulo, pero claro, no te vas a pegar la maratón en 7 días de la temporada X sólo para ver que no está estropeado ningún disco, y si compras más de 1 temporada ya ni hablamos, además que tú verás las cosas cuando tú quieras, no cuanto TE OBLIGUEN, que por algo esto es OCIO.

Pero, ¿cuántas veces tenemos la suerte de que esté disponible en la tienda lo que queremos comprar si no es una novedad? Y cuando logramos que esté disponible, lo incómodo que es perder tu tiempo libre en desplazarte de tu casa a la tienda para adquirirlo. Por Internet todo es instantáneo, algunos se han dado cuenta, y lo venden por Internet, pero son pocos, catálogo reducido, y te cuesta casi lo mismo o más que comprarlo en soporte físico "pa ti pa siempre".

Desventaja. Trato al comprador
La explicación se logra con un ejemplo desgarrador:
Antonio descarga la película "Batman el caballero Oscuro", la baja en DVDrip y le ocupa 2 GB. La pone en el salón, da a play, y comienza a ver un películón con una gran calidad que no tiene que envidiar al DVD, es más, puede que incluso sea una copia comprimida de un BlueRay, con el audio para elegir entre castellano e inglés, así como los subtítulos.

En otro lado, Juan, compra el DVD Edición Especial 2 discos por 20 euros, con unos extras que como el 80% de los mortales que lo compra no va a ver y el otro 19,9% va a decir, "¿y a esto le llaman extras especiales?" (además que no están doblados, solo subtitulados). Que a pesar de que cuando iba a salir el DVD al mercado antes del año 2000, decían que el DVD además de la película podía incluir la banda sonora de la película (que estaría en la carpeta eternamente vacía AUDIO_TS del DVD), diferentes ángulos de visión, etc, etc, que en el año 2009, aún NO hemos VISTO.

Pues bien, Juan además de perder 20 euros, ha metido la película, y ha tardado de 3 a 5 minutos en empezar a verla, porque primero le aparece una pantalla de texto que no puede omitir diciéndole QUE ES ILEGAL, bla bla bla copiar la película, luego se traga un absurdo vídeo antipiratería que dice que no copies y que tampoco puedes saltarte, y por último y para rematar, te ponen tráilers de otras películas, que en castellano se denomina publicidad.

Repasemos:
Mientras Antonio ha visto una película a un precio de un DVD virgen y unas horas/minutos de descarga.

Juan ha gastado gasolina y su tiempo en ir a comprarla, además que ha pagado para que le den un sermón de legalidad, luego un vídeo ético y para colmo, ¡ha pagado para que le metan publicidad! pues, menudo chollo, ¿no?

Pero aquí no termina todo, ¿puede ocurrir algo peor? ¡sí! dos cosas:

La primera: metes feliz el dvd 2 de la serie House, después de elegir el idioma, y tragarte todo lo que he criticado, ¡te has equivocado de disco! este fue el que ya vimos, ¡es el siguiente! acabas de perder 3-5 minutos de TU TIEMPO, y si lo querías ver mientras comías, está claro que lo verás en el postre, y ya no hablemos si te vuelves a equivocar, o estáis buscando una capítulo concreto o queréis ahora ver otra cosa...

La segunda (para poca gente, pero que he vivido): después de pagar los X euros por el DVD, al ir a verlo a casa de Pepe, resulta que su DVD de salón no es Europeo, con lo cual, NO PUEDES VER LA PELÍCULA porque el DVD de salón no tiene "autorización, permiso, etc." para leer el DVD español, que es la famosa restricción geográfica para que nadie pueda llevarse un DVD a otro continente y... ¿forrarse al venderlo en un país donde no entienden el idioma de tu película?.

Conclusión
El modelo de venta está desfasado, es caro, inservible para un usuario que compre las cosas para cuando tenga tiempo para su OCIO, las cajas de películas ocupan ESPACIO.

La piratería nos da lo que buscamos, no nos pone publicidad, nos evita desplazamientos, ahorro económico, no tendrás la película estropeada o rayada además de no poder descambiarla si te da por verla a los meses o año, lo verás cuando quieras, no te quitarán TIEMPO DE TU VIDA, en advertencias estúpidas, pues sinceramente, ¿seguir las reglas para que te aburran con terminología legal tiene mucha lógica? encima que pago me vas a dar el sermón, ¿quieres que tengan sentimiento de culpa por ser el único idiota que aún compra?.

Un desastre señores, un desastre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un comentario certero y verdadero

Manuel dijo...

Lo que da el tema de la piratería.
Un saludo pedrote2222